IMG_9360_edited.jpg

Más acuerdos, menos conflictos

-¿Por qué acuerdos?- 5 razones poderosas para hacerlos-



Hacer acuerdos con nuestras niñas,(1) las hace sentir consideradas… no que estamos sólo centrándonos en lo que como padres y madres “exigimos”. Los acuerdos consideran las necesidades de ambas partes. Los acuerdos (2) hacen mucho más probable la cooperación, además de que (3) generas autoestima al tomarle en cuenta. Cuando haces acuerdos con tus niños, (4) les permites aprender y practicar una habilidad que usarán en su vida futura tanto en lo laboral como en lo personal. Finalmente, y la razón más a corto plazo, (5) reducen la lucha de poderes.


-¿De qué me pongo de acuerdo?


Los acuerdos con tus hijos se hacen tomando en cuenta tus “negociables” y tus “no-negociables”. Los acuerdos no son normas generales que apliquen a todas las familias. Se pueden -y tienen- que adaptar a tu realidad en casa: su personalidad y características como familia, así como a sus costumbres y valores. El campo de lo negociable es amplio. Lo importante será que identifiques lo que en tu casa es intocable. Por comienzo, tanto la salud como la integridad física y emocional (propia y de otros) jamás tiene que verse comprometida. De ahí en fuera hay cabida a que el orden de actividades, la duración de ellas, y su forma de realizarse se pacten.


¡Cuidado con las expectativas! Claro que queremos que pongas el ojo en objetivos grandes como autonomía y gestión saludable de emociones pero ¡vamos un paso a la vez! Para lograr que los acuerdos sean parte de nuestra forma de vida, hay que ser realistas- la práctica y la constancia te van a llevar un paso más allá. Hay que, también, ubicar francamente el momento de desarrollo de tu hija o hijo y que su avance va a ser en función a sus posibilidades… ¡no a nuestra prisa! Nuestro trabajo es acompañarle y pensar cómo ayudarle a que pase el punto inicial a sus primeros logros.


-¿Cómo me pongo de acuerdo?


¡Comencemos a ponernos de acuerdo!

Descarga nuestro imprimible (al final de la página) totalmente gratis y define tus negociables y no negociables. En cuanto tengas eso claro, busca un momento para sentarte con los participantes.

  1. Antes de ponerte de acuerdo... pregúntate:

  • sobre tu hijo o hija:

  1. ¿Está cómodo? (no tiene hambre o sueño, está físicamente en un buen momento)

  2. ¿Está tranquila? (no tiene energía de más- ha jugado y se ha movido durante el día)

  3. ¿Está en calma? (no están en un momento de conflicto y están de buen ánimo)

  • sobre tí o ustedes (equipo de crianza):

  1. ¿estoy en calma y dispuesta a escucharlo?

  2. ¿tengo mis no-negociables claros?

  3. ¿tengo un buen objetivo? (¡“que se entere quién manda” no es un buen objetivo!)


Si tienes un “no” considera buscar otro momento porque probablemente no logren mucho.

  1. Busca y genera un ambiente íntimo y tranquilo--- no en el super, no en la fiesta, no con testigos innecesarios (tu hijo/a te va a agradecer darle importancia a su privacidad) Muchas veces los hermanitos/as también pueden hacer que el momento no se sienta íntimo…¡acuérdate que de este momento dependerá el éxito del acuerdo! Después de platicarlo, escriban o dibujen en el imprimible lo que han acordado… y recuerda que nada está escrito en piedra, actualícenlo cuantas veces sea necesario.

“Aquí nos llevamos bonito”, no sólo se vive en momentos de foto… se agradece en los momentos más complicados.
  1. Las herramientas de apoyo: entrenar una habilidad requiere de práctica, compañía y aprendizaje. ¿Quieres que logre algo? Ayúdale a planear cómo lograrlo: cómo empezar (a hacer la tarea, por ejemplo), cómo parar (cuando se acaba el tiempo de pantalla), cómo solucionar (si se le complica algo). Las rutinas visuales, los recordatorios, los relojes para medir el tiempo y los calendarios y horarios de actividades les ayudarán a sentirse en control. ¡En el imprimible escríban cómo puede ayudar cada quién a que el acuerdo se cumpla!

fragmento de nuestro impromible "Mis actividades balanceadas"
Ejemplos de actividades balanceadas
hacer acuerdos no nos exenta de que haya berrinches o complicaciones pero nos pone en el camino de aprender nuevas cosas

  1. ¿Y si no se cumplen los acuerdos? ¡Revisamos juntos qué salió mal y lo mejoramos! Así de directo: empecemos por quitarnos del rol de ser punitivos con los niños y querer que aprendan sólo por medio del castigo o sentimientos de culpa. No se trata de buscar el error o el culpable… mejor busquemos la solución juntos.

Cada acción tiene una consecuencia, acompañarlos a enfrentarla es a veces la mejor manera de educar. Sean muy específicos de lo que pasa si un acuerdo no se cumple en el imprimible, y acompáñale a afrontar esa consecuencia, sin tener que echarle más limón a la herida.


Que las cosas se compliquen, no quiere decir que tengas que ceder más bien que tu hija o hijo necesita de tu apoyo emocional.

¿Necesitas empezar desde cero?


Descarga nuestro imprimible de “mis actividades balanceadas” totalmente gratis y comienza a balancear la rutina de tu hijx. Encuentra más información y resuelve todas tus dudas en los links de abajo:


Imprimible Más acuerdos, menos conflictos
Download • 900KB

Imprimible Mis Actividades Balanceadas
.
Download • 2.45MB

Mira también:


Más acuerdos menos conflictos: Instagram live con Alina, @maternidadcnsciente.


Instagram live "Mis actividades balanceadas":


Preguntas frecuentes sobre "Mis actividades balanceadas".


¿Por donde empiezo?


Uso saludable de las pantallas: Instagram live con nuestro médico de cabecera.


Herramientas para el uso saludable de las pantallas


Hack 1 para uso saludable de las pantallas


Hack 2 para uso saludable de las pantallas


Hack 3 para uso saludable de las pantallas



Mar Urbán

Mtra. en Neuropsicología y Educación

Alina H. Defensora de los derechos de los niños y acompañante en crianza consciente.

Conoce más de su trabajo en su cuenta de Instagram @maternidadcnsciente




47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo