IMG_9360_edited.jpg

Las 5 cosas que necesitas saber si tienes un hijo adolescente (¡o preadolescente!)

Al tener hijos surgen un millón de preguntas sin respuestas y de preocupaciones alrededor de su crianza… pero la ganadora por default es ¿CÓMO NOS VA A IR EN LA ADOLESCENCIA?


Más de una vez he oído a los papás de mis pacientes de 3 años comenzar a aterrarse con la idea. Y más de una vez he comenzado la preparación con padres de preadolescentes para generar un ambiente familiar que sostenga la avalancha de cambios que están por comenzar.


Prueba estos 5 tips clave para la crianza de adolescentes y preadolescentes:


1. Busquen su espacio. La adolescencia está llena de contrastes. En momentos de conflicto: sepárense y luego reagrúpense. En la adolescencia hace aún más sentido el dicho “toma toda una tribu criar”. ¡Aprovecha tu tribu! Pasar tiempo con un tío, una entrenadora, amigos de la familia, cualquier adulto de tu confianza puede convertirse en la pieza clave para poder transitar de una tragedia familiar a una conversación reparadora. El tiempo aparte no quiere decir ignorar o minimizar el problema: quiere decir… puedo gestionar mis emociones y encontrar un mejor momento para conversar en un espacio neutral y no en medio de un campo de batalla hostil y agresivo.


2. Promueve y ayuda a que tu hijo o hija adolescente encuentren un trabajo o una posición en un voluntariado. Ser parte de algo más grande que ellos y que su rol en la familia, les ayuda a generar perspectiva, ganar sentido de realidad y esfuerzo además de darse cuenta de lo que su tiempo vale. La competencia no sólo es escolar sino también vocacional y experiencial.


3. Experimenta otros estilos de crianza diferentes al propio. La adolescencia es un reto para ti como madre o padre para evolucionar, para mantenerte informado, para intentar nuevas formas de hacer las cosas y permanecer receptivo.


4. Aprende a identificar y enfocarte en lo que está bajo tu control. Escoge dos o tres cosas en las que vale la pena invertir tu tiempo y evita tener tu energía fugándose en cosas que no podemos cambiar. La adolescencia los prepara para la independencia en la adultez.


5. Encuentra tiempo para ti: como persona. Aún si tu agenda está llena, haz pausas para respirar, ir a dar un paseo, escribir, llamar a un amigo, ver una serie. Estos espacios de desconexión deben ser tratados como necesidades básicas, no como algo que nos de culpa por tres razones simples (a) no podemos ayudar cuando traemos tanque vacío; (b) estas pausas cambian nuestro estado mental de estrés y emociones intensas; y (c) es menos probable que tú seas la fuente de estrés.


-Nos encanta leerte, escríbenos con tus ideas.


Para saber más, te invitamos a leer con nosotras “Tormenta Cerebral”, de Dan Siegel. Da click en el siguiente enlace:


https://www.acrecermx.com/service-page/tormenta-cerebral?referral=service_list_widget



20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo