IMG_9360_edited.jpg

Habilidades Básicas para el Regreso a Clases

A ver, sinceramente... a tu hijo o hija, ¿se le complica empezar o terminar actividades?¿enfocarse? ¿organizarse? ¿manejar su tiempo? ¿priorizar y resistir distracciones? ¿manejar sus emociones? ¿prestar sus cosas? ¿tomar buenas decisiones?


 

Si contestaste a varias que sí, es probable que esté aún desarrollando sus funciones ejecutivas.


Las funciones ejecutivas son una serie de habilidades y procesos que nuestro cerebro adquiere a través del tiempo y de la experiencia. Son la base para actividades mentales complejas, necesarias para planificar, guiar, revisar, regular y evaluar el comportamiento. Nos ayudan a monitorear lo que hacemos, decimos y decidimos. Se espera que terminen de desarrollarse a los 25 años.



¡Pero mi hija apenas va a entrar al jardín de niños! ¿para qué me preocupo ahorita?


Las habilidades se desarrollan en un estilo de pirámide-espiral-red que dependen una de otra y a la vez se pueden dar por separado. Los neurocientíficos te pueden explicar esto con mayor precisión y sin que sientas que se contradicen... pero lo que te intento transmitir es que cada experiencia cuenta y que la ventana de crecimiento de los primeros años de vida es única.


Por un lado, las niñas y niños a quienes su entorno (padres, cuidadores, maestros) le "presta" sus funciones ejecutivas... pueden desarrollar las propias de manera más eficiente y temprana. O sea... ayúdale a organizarse y haz tu pensamiento visible (piensa en voz alta) y así desarrollará sus propias habilidades.


Por otro lado, un sistema nervioso (de tu hijo o hija) que se desarrolla en un ambiente estructurado aprovecha cada oportunidad para hacer conexiones significativas en vez de para sobrevivir entre "bomberazos". Saber qué va a pasar y comenzar a prepararse para situaciones permite que las situaciones las enfrente con un cerebro integrado: que se siente seguro, que pertenece y dispuesto a aprender.


Empieza por aquí


Adopta las siguientes estrategias y adáptalas a la edad de cada uno de tus hijos e hijas:


  1. Usa un calendario. Marca los fines de semana, los días escolares y los especiales con diferentes colores. Los días "diferentes" ayudan como referencia ¡anímate a poner cosas más triviales que sólo cumpleaños (por ejemplo: día de helado, ir al parque, día de pelis, visita de algún familiar...).

  2. Usa una rutina visual. La rutina visual no es sólo para que sepa qué sigue, sino para acordarse que es parte de lo no negociable a ocurrir. Incluye cosas como: rutina de higiene de la mañana/noche, tiempo de juego, tiempo de descanso...

  3. Anticipa. La hora de la prisa es la peor hora del día... ¡a que sí! Usa un checklist visual que indique "qué significa estar listo"... ¡y planea para que pase! A la fecha no conozco una sola persona a la que le guste que le presionen. Que lo normal en tu casa sea salir con tiempo, preparar el uniforme una noche antes, tener plan B de zapatos de ponerse rápido... ¡o lo que sea necesario para que la hora de comenzar/terminar una activIdad no sea una pesadilla!

Acuérdate... tu calma es su calma.. y no se enseña sólo meditando, sino viviendo más tranquilamente. Sé que se dice más fácil de lo que es... por eso estamos aquí: para acompañarte a crecer. Échate un clavado a nuestros descargables gratis y comienza ya a organizarte.





15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo